Alas

Las tecnologías de la información han acelerado vertiginosamente la comunicación. Por eso aquí, como una forma de resistencia a lo superfluo, apelamos a la palabra poética, aquella que trasciende la función comunicativa del lenguaje. Creemos en la poesía como experiencia y no como producto comercial.

Este espacio, con forma de nido de palabras, busca ser cobijo de esos latidos.

View this post on Instagram

Una línea interminable desciende desde el cielo, fatal, y desnuda la luz de los árboles sínoples que emergen húmedos y brillantes. Su límite impreciso es la frontera entre la oscura noche que se va y el despertar de ese horizonte masticable como burbuja. Se cae la oscura ropa que abraza la piel del aire desnudo que se expande y se vuelve espejo celeste del todo-sol que no teme. En nuestra galaxia doméstica la escena se repite con tu párpado chino y tu brillito asomante, tu despliegue de brazos elásticos que gimen y bendicen con caricias templadas a nuestro cielo de hormigón encantado verucitando barro, esmeralda, savia, jacarandá y dulzor. Por única vez, la línea interminable de tu día nos desnuda y emerge la vida. Los infinitos pétalos en expansión. Después, sólo después, llega trasnochada y danzante la Poesía. Y su cadencia musical y lacrimógena abraza los diccionarios hasta el polvo, incapaces de llenar las barrigas ampulosas de nuestros amigos vagabundos, hambrientos de todo lo que no escribimos. Y le pisan la falda al infinito pero no logran sacarle el camisón. Salen ahora de Cuzco, Ibiza, Santa Clara o Bariloche, casimuertosdehambre. Humillados por las luces maquilladas y estridentes. Por los pómulos rosados, los jopos amarillos, los patos carcajeantes, los maniquíes de polipropileno y asco. Y sus comisuras ríen con lágrimas de baba viscosas y adhesivas y despegan en aviones de acero haciendo añicos el aire y el silencio que no les cabe. Entonces tomo las armas y en mi psicótica porfía, sirvo el café con metáforas impresionistas, cucharaditas de elipsis benedettianas, dos tostadas semiosféricas y te lo llevo a la cama para que miremos juntos como se vuelve horizonte cada día y hoy, todo el terror que ya hicimos. #poemas #poesia #frases #amor #versos #escritos #frasesdeamor #literatura #poetry #poesias #poema #textos #letras #poeta #poes #poemasdeamor #libros #poetas #pensamientos #accionpoetica #vida #arte #escritores #escritor #bariloche #literatura #amanecer #despertar #desayuno . . . . . #vida #paz #frases #feliz

A post shared by Ariel E. García (@arieledugarcia) on

Orugas

(Publicado el 9/1/19 en Diario El Cordillerano)

En la calle Frey entre Elflein y Dos de Agosto, vivía un escultor de vitrales que descreía firmemente del valor material de sus obras. Su trabajo no buscaba ser reconocido, ni mucho menos remunerado. Simplemente ocupaba su tiempo en plasmar las imágenes de sus sueños en cuadros de vidrio que luego guardaba en un sótano.

Eso sí, su rutina era rigurosa: levantarse a las 8, anotar todos los sueños recordados, elegir la imagen más lúcida y comenzar a volcarla en el vitraux.

Antes del atardecer la obra debía estar terminada y poder ser vista a contraluz de los últimos rayos de sol.

A veces, esa exigencia resultaba holgada; pero en otras ocasiones la finalización de la obra era frenética.

Cuando esto último ocurría, los vecinos comenzaban a escuchar golpes de vidrio y hierro, destellos de fuego y alaridos bestiales. Imaginaban heridas, sudor y desesperación. Se agolpaban en la vereda para vibrar con ese espectáculo de sonidos y resplandor, y aplaudían cuando el silencio llegaba antes del atardecer.

Lo trágico, lo infinitamente aterrador, sucedió anoche y lo supimos esta mañana. Con la caída del sol, los estruendos fueron creciendo, y con la salida de la primera estrella, un grito visceral preanunció una muerte.

Esta mañana la policía hizo su trabajo: halló el cadáver del artista embalsamado con mosaicos de vidrio en cada centímetro de su cuerpo.

El macabro hallazgo era sentenciado con una leyenda escrita en el suelo, un verso apócrifo atribuido a Jaufré:
“Soñarás hasta trascender los andamios”.

https://www.elcordillerano.com.ar/noticias/2020/01/08/86435-orugas?fbclid=IwAR0X1h-zpjT-VIapwLSviiNSVzJ7T2Slkx97J9XoeBcdIb562de9Emdh-xM



Producciones literarias

Relatos

Microficciones que componen las series “Arcanos”, “Escenas existenciales” y “Literalidades…”. Los primeros son cuadros en prosa poética que invitan al lector a subirse a un vuelo al borde del lenguaje; los segundos, interpretaciones literales de frases populares contemporáneas.

Poesía

“Se cae la oscura ropa y abraza la piel del aire  desnudo  que se expande y se vuelve espejo celeste del todo-sol que no teme” 

Que todo lo llene la poesía.

.

Reseñas

Compañeros, despertadores, cosquilleros, alumbradores, intrigantes, lacrimógenos, abrazadores, los libros son ventanas hacia ese lugar de misterio insondable que es cada uno de nosotros mismos. Crítica y reseña de producciones de otros autores.


Sobre el autor

Ariel E. García, nació en Bariloche, Argentina, el 14 de abril de 1979. Es barilochense de tercera generación por parte de madre y su ascendencia paterna lo acercó desde muy joven a la comunicación y la palabra. Estudió Letras en la Universidad Nacional del Comahue.


Nos brindan su apoyo


Contacto

Envíanos un mensaje